8 de agosto de 2011

Esperanzador... Un nuevo paso hacia una vacuna contra la hepatitis C


Un equipo europeo de investigadores ha logrado resultados esperanzadores, de momento en animales, de una nueva estrategia para desarrollar una vacuna contra el virus de la hepatitis C (VHC), una enfermedad que afecta a 200 millones de personas y mata cada año a 50.000 en el mundo. Por el momento no existe ninguna vacuna contra el VHC, que se transmite esencialmente por vía sanguínea (uso de drogas por vía intravenosa, transfusiones, transplante de órganos) y que causa graves complicaciones como insuficiencia hepática o cáncer de hígado.
En un estudio europeo coordinado por el especialista francés David Klatzmann y apoyado por la Agencia francesa de Investigaciones sobre el Sida y las Hepatitis Virales (ANRS, por sus siglas en Francés), los investigadores han puesto a punto una tecnología basada en el uso de "pseudo-partículas virales".

Se trata de estructuras artificiales que se parecen a las partículas virales, pero que no tienen la peligrosidad de éstas porque no contienen material genético y no permiten al virus multiplicarse.

Estas pseudo-partículas ya se han utilizado, por ejemplo, en la vacuna contra el virus del papiloma humano, causante de varios tipos de cáncer genital.

La novedad del estudio publicado el miércoles por la revista Science Translational Medicine reside en la elaboración de pseudo-partículas virales "quiméricas", es decir, construidas con fragmentos procedentes de dos virus diferentes. En este caso, una pseudo-partícula procedente de un retrovirus de ratón recubierta de proteínas de VHC.

Los investigadores observaron que, en reacción a una vacuna con pseudo-partículas virales, la producción de anticuerpos neutralizan el virus del VHC en los ratones y en los macacos.

Estos anticuerpos se revelaron capaces de inducir una inmunidad contra los diferentes subtipos de VHC. Todas las pruebas en este sentido habían fracasado hasta el momento.

Estos resultados podrían ser aplicables al desarrollo de estrategias similares para vacunas contra otras infecciones, como el VIH (causante del sida), el dengue o el Virus Sinticial Respiratorio, que provoca el tipo más frecuente de bronquiolitis en los bebés. AFP

No hay comentarios.: